default logo

Elvira Daudet

Elvira Daudet

Elvira Daudet

Elvira Daudet (Cuenca,1938).

“Al acabar la guerra, mientras mis padres esperaban en el puerto de Alicante, conmigo y una multitud de vencidos, el barco que debía conducirnos a la libertad, llegaron los barcos franquistas y la ciudad fue tomada por las tropas italianas. Mi padre, un anarquista de cierto nombre, fue conducido al campo de concentración de Albatera y mi madre y yo a un campo de mujeres. A mi madre se le retiró la leche; del medio chusco con una sardina que le daban por toda comida, retiraba la miga la masticaba y ensalivaba hasta hacer una papilla y me la introducía en la boca para que no muriera de hambre. Así me enseñó a sobrevivir.

Empecé a escribir de niña, de forma espontánea, para distraerme mientras mis padres se buscaban la vida, cuando acabé de leer los tres libros que había en casa. Sólo recuerdo de ellos Germinal, de Zola, que me impresionó vivamente porque mi padre comenzó a trabajar en la mina con doce años y allí se inició en la lucha por la justicia. Germinal, y la dura realidad de un barrio periférico, refugio de los derrotados, fueron mi primer modelo de escritura.

La poesía surgió de forma inesperada para salvarme de la censura familiar: aquel renacuajo que era yo lo contaba todo, era muy  “hewy”. Si la poesía ha sido el amor que me ha acompañado hasta el final, el periodismo fue la gran pasión que me arrebató y me salvó la vida. Al periodismo le entregué los mejores años y él me permitió conocer a los personajes más importantes de siglo XX, viajar y conocer el éxito profesional. A este oficio absorbente le dediqué casi treinta años, en diferentes medios: TVE, Informaciones, Pueblo, ABC, El Independiente, revistas de información general y algún periódico extranjero. Lo he hecho todo: información política, cultural, reportajes, entrevistas, fui corresponsal en Roma del diario Pueblo y enviada especial, dirigí la revista Derechos Humanos y el periódico La tarde de Madrid.

He publicado once libros: El primer mensaje, Crónicas de una tristeza (Premio A, González de Lama, otorgado por un jurado presidido por Dámaso Alonso), España de costa a costa (Premio Costa del sol), Los empresarios, El don desapacible, Terrenal y marina, Orestes murió en La Habana, La Gioconda llora de madrugada, Elvira Daudet de Hazversidades poéticas, Laberinto carnal, y Cuaderno del delirio. En 2014 publico en Tigres de Papel, en formato digital, mi obra Laberinto carnal.